Magia Negra, mal de ojo, maldiciones gitanas y Ouija. La Mussara, pueblo maldito.

 

En este artículo, vamos a tratar sobre los trabajos de Magia Negra.

Lo abordaremos de una forma sencilla, para que pueda ser entendido por tod@s.

Recordad que, uno de estos trabajos, es aquel que se realiza usando unos conocimientos y prácticas para así someter a determinadas entidades a la voluntad de aquel que peticiona el trabajo (a través de la voluntad indirecta del Mag@ que conjura).

Se hace con el fin de causar daño a los demás. Este es el punto que ha de preocuparnos más, y sobre el que tenemos que poner especial atención. Porque las leyes kármicas, son especialmente este hecho el que sancionan. No es especialmente el de trabajar con ciertas entidades, sino, el de dañar a otros.

Pero, por otro lado, tengo una buena noticia que daros: de la mayoría de personas que creen tener hecho un trabajo, o que alguna entidad esté trabajando sobre ellos, sólo en la minoría de los casos es así. Es más bien la excepción a la regla general.

Indagando en todas las aperturas de cartas que he hecho (que no son pocas a lo largo del tiempo) para consultar por este aspecto, es en la minoría de las veces que mis oráculos marcan ese contacto con las fuerzas oscuras.

Sin embargo, sí que hay muchos casos en los que, lo que veo, es que esa acción que parece estar orquestada por las fuerzas del mal, es en realidad una consecuencia de las acciones personales del consultante. Veo claramente el motivo de por qué a esa persona no le está yendo bien, y no son las fuerzas del mal. Quizá no podéis verlo con claridad, pero tiene un por qué explicable y además atribuible a vosotr@s mismos (en muchos casos, claro).

Así, de entre las muchas personas que preguntan sobre si les hicieron Brujería, sólo alguna tiene hecho un trabajo de Magia Negra.

He constatado que existe mucha más gente a la que le cuesta hacerse cargo de las consecuencias de sus acciones, que entes poderosos con capacidad de hundir a otros.

Así, cuando alguien pide empezar un Ritual, o abrir alguna ristra de Decretos, o encender algún velón (que ojo, si es necesario, soy la primera que lo hará), primeramente, ha de tomarse con mucha cautela, y luego, estudiarse. No debemos ir encendiendo velas sin más.

Toda maldición o bendición llegará a nosotr@s, sólo si somos susceptibles de dejarla entrar en nuestras vidas. Y os aseguro, que hay mucha gente que no tiene la cualidad de permitir la recepción de esos influjos positivos; está cerrado a ello, sin darse cuenta.

¿Qué quiere decir esto? Que si por ejemplo (sólo por poneros un ejemplo) a alguien no le corresponde pasar por una etapa de oscuridad, en que la que todo haya de irle mal, a esta persona no le va a llegar ninguna maldición, por más potente que sea.

Así, visualizando este asunto desde el punto de vista de los oráculos y el Tarot, puedo deciros, que las cartas que, de modo general y aisladamente, muestran BRUJERÍA son las siguentes:

El Diablo (que con su pentáculo invertido nos habla de fuerzas oscuras, instito, juego peligroso, manipulación).

-La Torre (sucesos inesperados que aparecen «de la nada»)

La Luna (enemigos ocultos).

El Colgado (sacrificio).

La Muerte (cambio que se dá en nuestras vidas con mucha pena y pesar).

Junto a todas éstas, también varios arcanos menores del palo de espadas muestran sucesos desagradables:

El Diez de Espadas (sufrimientos en todas las áreas de la vida).

El Siete de Espadas (defraudaciones, robos, mentiras, estafas).

El Nueve de Espadas (preocupaciones).

También éstas otras pueden mostrarnos esos aspectos:                             –La Reina de Bastos Invertida (nos puede estar hablando de una persona conocedora de las artes mágicas, mujer, con capacidad de hacerl el mal).

El Sumos Sacerdote, el Mago y la Sacerdotisa (todos invertidos), podrían marcar, muy probablemente, a sujetos nocivos que con facilidad invoquen a las fuerzas espirituales para hacer el mal.

Quienes creáis estar bajo la influencia de alguna de estas fuerzas, al margen de solicitarme a nivel privado algún tipo de solución o magia, también podéis probar a poner en práctica el Ritual de Crecimiento personal, que  encontraréis en la Sección de Rituales de esta Comunidad.

De esta forma, quienes tienen miedo a los maleficios o a «la mala energía de otros», podrían ver que, se genera un maravilloso portal de protección áurica. Sólo es cuestión de que probéis a ponerlo en práctica.

Pero no olvidéis, que la mejor forma de protegernos va a ser, siendo buenas personas, porque de esta manera, evitaremos que lo malo que hagamos, nos vuelva. Y así, evitaremos generar una rueda de toxicidad.

Aún así, como sé que muchos de vosotr@s sóis aficionados al Tarot, voy a dejaron algunas combinaciones que indicarían este tipo de maleficios (son meramente orientativas, porque existen más combinaciones que indican tal cosa, así que no es una enumeración cerrada):

Combinaciones
Torre + muerte + diablo, equivalen a  Magia negra  (si se sumara el Arcano de la Luna, puede llegar a hablarnos de un entierro).

-Sin embargo, si a esa combinación se suma la Rueda de Fortuna, podrá serlo con la finalidad de cerrar caminos.

-Si se suma el Arcano del Loco, es probable que lo sea con la intención de desestabilizar y enloquecer a la persona.

– Si se suman los Enamorados, tengo que revelaros, que la intención es separar a la pareja.

– Esa combinación junto al Arcano del Mago o de la Justicia, significará, que se ha hecho para que alguien pierda el empleo. Fijaros con cuanta mala voluntad se pueden hacer las cosas.

-En muchos casos, cuando delante de esas combinaciones aparecen cartas de corte intrínsecamente femenino (como la Sacerdotisa, la Emperatriz, la Estrella, Reinas…), o paralelamente, de corte masculino (como el Papa, el Loco, el Mago, Caballeros…), CABE LA POSIBILIDAD de que sea, respectivamente, un hombre o una mujer, quien haya ordenado esas prácticas.

Pero, con esto último, id con cuidado, y hace falta mucha experiencia para saber cuando aplica y cuando no, ya que NO SIEMPRE las cartas de corte femenino o masculino hablan de un hombre o de una mujer. A VECES SÓLO SE REFIEREN A SITUACIONES, Y NO A PERSONAS.

Por otro lado, es importante que sepáis, que no necesariamente deben aparecer cinco de esas cartas para hablar de la existencia de Magia Negra. Con tres de ellas, ya podríamos encontrar tal cosa. Sea como sea, recordad que esos números (el 3 y el 5), tienen un significado específico a nivel esotérico, y son objeto de otro Artículo de Numerología que también podéis consultar en esta Comunidad.

Si solo apareciesen 2 cartas, como:                    Mago y Diablo,  Diablo  y Sacerdotisa o Diablo y Luna, son solamente indicativo de malos pensamientos, malas acciones, envidias… Pero muy improbablemente, serán signo de Magia Negra.

Personalmente, y por mucho que vea esas combinaciones, (porque ya sabéis que no sólo hay que interpretar lo que se ve en los cartones), antes de determinar tal cuestión, siempre estudio a la persona a través de mis otros oráculos, para obtener indicios de tan delicada cuestión.

Pues, como sabéis, no debemos lanzarnos a determinar nada sin analizarlo bien previamente.

Por otro lado, es verdad que casi toda persona a lo largo de su vida ha vivido situaciones que le han hecho creer en la mala o la buena suerte.

 

Y, ciertamente, dependiendo de ese factor, las cosas pueden ir bien, o de pronto torcerse de una manera repentina y accidental.

Por este motivo, se trata una de las materias acerca de las cuales he decidido hacer esta publicación.

Muy a mi pesar, tengo que decir que el mal de ojo existe. Y normalmente, lo transmiten personas con mala moral, mal karma y sin escrúpulos. Se pega como un bostezo. Y es a la gente que más despreocupada está, a quien por desgracia le toca vivirlo. Se trata de leyes que imperan sobre nosotros, y de las que nada podemos hacer para apartarnos.

Aunque, también es cierto que todo sirve de algo.

Y finalmente, al cabo de pasar por esas experiencias que no merecíamos, hay alguna recompensa más allá, y todo se estabiliza.

Las cosas vuelven a quien pertenecen.

Por eso, mientras tanto, es bueno protegerse, siempre que podamos, y no hacer el mal a nadie, ya que nos volverá.

Tenemos que seguir los Rituales o procedimientos necesarios para protegernos, en caso de que hayamos sido destinatarios de ese mal; la Magia puede ayudarnos a luchar contra esa fatalidad, no estamos solos. 

 

Las maldiciones gitanas

Por otro lado, en esta publicación, también quería tratar el asunto de las maldiciones gitanas, ya que la magia y ritos que éstas conllevan, se acercan, en una parte, a la Magia con la que yo estoy habituada a tratar, para así podernos alejar del mal.

Y es que, el colectivo gitano, tiene una herencia mágica muy fuerte.

Existen gitanos que poseen poderes psíquicos como la precognición. Incluso, algunos, pueden viajar a través de los viajes astrales o canalizar espíritus.

Las maldiciones gitanas se emiten al invocar al Egregor, que son entidades que existen en el reino espiritual que nos rodea, y que controla un gitano en particular o toda una familia.

Tales egregores tienen la naturaleza de ser similares a un vampiro energético.

Dado que las personas maldecidas generan energía negativa, los egregores se alimentan de ese daño producido.

Estas entidades demoníacas se apoderan de los cuerpos sutiles de la víctima, por lo que la eliminación de esa maldición es básicamente similar a un exorcismo.

Es por este motivo, que muchos expertos se niegan a eliminar las maldiciones gitanas.

Pero, yo no estoy de acuerdo con ello, y creo rotundamente en que deben eliminarse, pues, en caso contrario, ese campo energético que las rodean, puede perpetuarse hasta la eternidad, pasando incluso, de generación en generación.
Porque las maldiciones, tal como habréis visto que sucede en muchas sagas familiares, se heredan de padres a hijos, y así sucesivamente.

Por ello, si necesitáis ayuda para eliminar cualquier rastro que penséis que pueda existir sobre estas maldiciones, no dudéis en contactarme. Pues, siempre doy preferencia a este tipo de peticiones, dada la peligrosidad que conllevan a corto y largo plazo.

Me imagino que muchos de vosotr@s, habréis sentido el rastro de estos malos deseos emanados del Egregor. Otros, las habréis visto pasar de cerca o de más lejos; pero igualmente, habréis podido sentir su peligrosidad.

Cuántos de vosotr@s habréis oído la tan famosa oda al demonio Pazuzu; un demonio sumerio de muerte y enfermedad, que es el ente canalizador:

«Pazuzu, Señor del viento del Sudoeste, yo te convoco.
Pazuzu, oh hermano de Humwawa, yo te convoco.
Oh sonriente ángel oscuro, yo te convoco.
Oh cornudo demonio de alas dobles, yo te convoco.
Pazuzu, hunde tus dientes en (nombre de la víctima).
Pazuzu, que tus aullidos destruyan su alma.
Oh Pazuzu que te aferras a tus víctimas hasta la muerte, mata a (nombre de la víctima), porque esta es mi voluntad.       Ya que Pazuzu es mi ayuda, con el poder de este demonio una maldición es hecha, para matar a (nombre de la víctima).                     Antes de dos ciclos de la luna, tú, (nombre de la víctima), serás enviado a la tumba.                          ¡Y está hecho!” 

Así que, de esta manera, podéis tener un mejor conocimiento, de lo que tratan estas maldiciones. Ya podéis observar su dureza, y por eso os comento, que son tan delicadas. 

¿Cuántos de vosotr@s habéis sentido que tenéis alguna encima?

¿Sabéis que también existen otro tipo de maldiciones?

Asimismo, en esta publicación, y en relación con lo que anteriormente hemos comentado, quería hablaros de La Mussara, que es un lugar de Cataluña (España), situado en el Baix Camp, Tarragona. Fue abandonado en el año 1956, y actualmente solo quedan las ruinas de unas pocas casas y de su iglesia, que data del siglo XVIII.

Pero, ¿por qué os quería hablar de esto? Es porque su leyenda de pueblo maldito se ha forjado por las varias personas desaparecidas en el lugar. Entre ellos, encontramos el conocido caso de Enrique, un tarraconense de 37 años, que salió una mañana con sus amigos a recoger setas y del que no se volvió a saber absolutamente nada.

Se habla de que en algún rincón de La Mussara hay una gran piedra que, quien pasa a su lado, se ve trasportado a la Vila del Sis (la Villa del Seis), un pueblo que existiría en una realidad paralela.

En la Mussara, pueden verse ocho edificios en ruinas, aunque sólo uno está conservado.  

Es curioso que, tiene su origen en este pueblo una frase en catalán, «baixar de la Mussara» (bajar de la Mussara), cuyo significado es el de ignorar aquello que todo el mundo sabe y que tendría su equivalente en español en la frase estar en la parra.

Según se sabe en el mundo de lo esotérico, en La Mussara, surgen de pronto nieblas espesas que impregnan al visitante de una intensa sensación de ahogo, acentuada por el color púrpura que ensombrece al propio pueblo. También se habla de apariciones espectrales, sonidos de otro mundo y de la piedra que os he mencionado, conocida como la Vila del Sis (la Villa del Seis), que, según los testimonios de las experiencias vividas en el lugar, transporta a quien la salta a otro espacio temporal o a una dimensión paralela.

Pero, continuando con la leyenda de la que os hablaba, el miércoles 16 de octubre de 1991, Enrique M. y tres amigos, llegaron de buena mañana a La Mussara, para coger níscalos y espárragos, de los que abundan por la zona. Solían hacerlo con frecuencia y disponían de una táctica bien ensayada para abarcar el mayor campo de acción posible: los cuatro se separaban una distancia prudencial y, mientras avanzaban, hablaban continuamente para ubicarse, ya que no había contacto visual entre ellos.

Así que, después de unos metros sin escuchar la voz de Enrique, los amigos le preguntaron si todo iba bien. Silencio. Volvieron a llamarle a voces. Silencio. A Enrique le había pasado algo. Corrieron hacia el punto en el que le habían oído hablar por última vez y sólo encontraron la cesta de mimbre que portaba con una única seta en su interior.

Después de recorrer la zona un par de veces sin resultado, los amigos se dirigieron hacia los coches, aparcados unos metros antes de llegar a las ruinas de La Mussara. El de Enrique continuaba perfectamente estacionado, y en su interior encontraron la documentación del desaparecido, el tabaco y una medicina que debía tomar varias veces al día. Todo estaba tal y como su amigo lo había dejado.

Enrique conocía perfectamente el terreno desde hacía años, por lo que sus amigos consideraron altamente improbable que se hubiese perdido, de modo que se dirigieron al cuartelillo de la Guardia Civil más cercano, para pedir ayuda. Varios agentes del Instituto Armado realizaron una primera batida de urgencia por la zona, con resultado negativo. Los rastreos seguirían durante varios días, y a los guardias civiles se sumaron grupos de voluntarios además de unidades de guías caninos con perros adiestrados para la detección de rastros de personas.

Pedo no encontraron absolutamente nada; era como si se lo hubiese tragado la tierra. Las autoridades decidieron entonces que se sumase a las tareas de búsqueda una unidad de Zapadores de Montaña del Ejército, además de 200 soldados de la cercana base de Los Castillejos.

No podían creer que una persona pudiera haberse volatilizado así, sin más, sin dejar la más mínima pista que seguir, huellas, restos de ropa, olor corporal, lo que fuera.

En un último intento de impulsar la busca, el gobernador civil de Tarragona ordenaba que se sumasen a las batidas otros 50 militares del cuartel General Contreras de Tarragona.

Todo fue inútil, y Enrique pasó a engrosar la lista de “desapariciones inquietantes” que manejan las Fuerzas de Seguridad del Estado.

¿Podéis creer que no había ninguna justificación para no encontrarlo? Ni siquiera había motivos para pensar que le hubiera pasado algo, pues no había rastros de él.

Por este motivo, y por otros muy parecidos, las ciencias esotéricas se dedican a encontrar la explicación, que la ciencia no puede dar.

Los investigadores habían descartado de inmediato la posibilidad de que Enrique se hubiese marchado voluntariamente porque no tenía motivos para ello, por el dato de la medicina y porque estaba muy unido a su familia, hasta tal punto de que nunca se ausentaba de casa sin dejar dicho dónde iba. También descartaron que hubiese sido presa de las alimañas del bosque ya que, en ese caso, algún resto tenía que haber aparecido necesariamente y no fue así.

Siete monjes transparentes
Después de semanas de batidas y rastreos en balde, las autoridades decidieron levantar el dispositivo de búsqueda por falta de avances.
Los amigos que acompañaban a Enrique, decidieron entonces prolongar por su cuenta los trabajos para intentar encontrarle. Entonces –según han explicados ellos mismos, incluso ante el juez- sucedió algo estremecedor, difícil de comprender al ser más propio de lo sobrenatural, que de un caso policial de desaparición de un ciudadano.

En enero de 1992, tres meses después de los hechos, Jorge, uno de los amigos de Enrique, acudió a los juzgados de Tarragona visiblemente alterado y pidió hablar con el juez que llevaba el caso de la desaparición de su amigo.

La declaración de Jorge dejó descolocados completamente a los responsables de las pesquisas, hasta el punto de que decidieron no tenerla en cuenta, por ser a todas luces tan imposible de verificar como difícil de creer.

Jorge explicó que la tarde anterior había acudido a las inmediaciones de La Mussara con los otros dos jóvenes amigos de Enrique para seguir buscando al desaparecido.

Tras una buena caminata, exhaustos y hambrientos, se dirigieron a las ruinas del pueblo a descansar un rato antes de regresar a casa.

Pasaban unos minutos de la medianoche, cuando escucharon ruido de cascos de caballos provenientes de la zona de la iglesia de San Salvador.

Al asomarse a la puerta del templo abandonado, los tres jóvenes contemplaron
horrorizados, a unas figuras semitransparentes ataviadas con una especie de hábitos de monje de color oscuro o negro, con la capucha puesta. Según este testimonio, serían en total unas siete figuras las que deambulaban dentro de la iglesia; intentaron hablar con ellas pero fueron ignorados y, al cabo de unos cuatro minutos, desaparecieron súbitamente.

Fijaros que en el mundo esotérico, el siete es un número mágico. Es el número que sirve para transmutar y operar el cambio.

La causa judicial abierta por la desaparición de Enrique fue archivada hace ya bastantes años, mientras que este suceso provocó que el enigmático pueblo abandonado de La Mussara y sus semiderruidos edificios recibieran durante meses la visita de aficionados a las ciencias ocultas, lo paranormal y los fenómenos inexplicables, lo que contribuyó a alimentar su leyenda de “pueblo maldito”.

Desde entonces, no es raro encontrarse en la iglesia con restos de rituales satánicos, así como pintadas esotéricas en las paredes del otro edificio religioso.

Sin embargo, tengo que deciros, que dadas todas las investigaciones existentes sobre el caso, los entendidos sobre el tema, pensamos que Enrique pasó a otra dimensión al saltar sobre la Vila del Sis, y que la suya es sólo una de las numerosas desapariciones inexplicables que han tenido lugar en este punto geográfico concreto.

En mi caso, no me sorprende mucho saber, que en un cierto punto geográfico, se pueda acceder a otros planos, cuando sé que sin estar en ese punto, también se puede establecer contacto con otras dimensiones paralelas y no tan paralelas. Tal es el caso de podernos comunicar con los difuntos.

¿Y a vosotros os sorprende también esta historia? ¿Tenéis otras parecidas que contar?

La Ouija

Y precisamente, en lo que es la parte oscura de comunicarse con los difuntos y espíritus, tenemos a la Ouija, que conocidamente, es parte de nuestra cultura general desde hace años, ya sea por las películas donde vemos morir a gente porque la han practicado o bien por las historias que al respecto oímos.

Como sabemos, la tabla tiene inscritos diferentes símbolos, letras y números. Para que funcione, un grupo de personas deben colocar sus manos en torno a un puntero que actúa como traductor de los mensajes, y una tercera persona o alguno de los participantes, debe realizar las preguntas a la correspondiente entidad.

Fijaros que ya en sí, su nombre nos revela pistas sobre ella: proviene de la fusión germano-francesa de los términos ‘Oui’ (sí) y ‘Ja’ (sí), y que es más que una contundente afirmación. Justo como la que se refleja en el tablero cuando recibimos una respuesta positiva del mundo invisible.

Se dice que ya en China era una forma que se utilizaba para establecer comunicación con los seres fallecidos.

En realidad, la concentración de las personas que se reunen a su alrededor, hace que las energías se muevan entorno a al puntero, dejando que el espíritu transmita su mensaje, o incluso que aporte ciertos datos, o fechas significativas.

Pero, para que nadie se lleve a engaño, os aclaro que, apenas unas personas traten de activar el tablero, ya están entrando en ese tipo de situación. Y por lo tanto, aunque ellos piensen que no «la han activado», sí que es así. Y si ni siquiera cerraron el procedimiento, el resultado puede ser mucho peor, ya que el círculo ha quedado abierto; la puerta de comunicación con el otro mundo, no ha quedado debidamente cerrada. Y no lo ha quedado, con respecto a esas personas que practicaron la Ouija, o a veces, incluso, con respecto a sus allegados.

Para este tipo de prácticas, aunque mucha gente no lo sabe, hay que designar un medium, que será el interlocutor (el que haga las preguntas). Y una persona con conocimientos del mundo espiritual, también debería estar presente.

Hay que ir con cuidado con lo que se pregunta. Pero, os recomiendo que nunca la practiquéis, porque nos estamos acercando a entidades que ya no deberían estar aquí, o bien estamos conectándonos con portales existenciales que al final van a resultar ser un agujero negro para nosotros. Y con el tiempo, lo comprobaríamos. Fijaros que incluso, para preguntar o dejar de preguntar, hay que avisar. Cada paso que se dé, tiene que estar perfectamente orquestado, y tiene una técnica concreta con la que realizarlo.

Es verdad que, algunos pensarán que, lo que se produce es el efecto ideomotor  (ese fenómeno psicológico en el que un sujeto realiza movimientos inconscientemente, de manera automática, desencadenado por un estímulo particular). Incluso, se valora si puede ser el subconsciente de los consultantes el que se refleje en las respuesta que la tableta nos dé. Pero no es así.

La realidad es que existen testimonios escalofriantes acerca de historias vividas con la Ouija. Algunas de ellas, vosotr@s mismos las conocéis. Sé que al leer este artículo, muchos os estáis acordando de casos en que ciertos conocidos murieron, y se decía que la habían practicado. Casos, en que, parece que dé la casualidad, pero todos o la mayoría de los intervinientes, acabaron falleciendo (sea en un accidente de coche u otras circunstancias). Pero, todos habían practicado la Ouija antes, y es más, todas las habladurías confirman que sabían que esas personas la habían practicado.

Recogiendo algunos casos que han quedado plasmados a lo largo de la historia, podemos mencionar los siguientes:

-Sucedió en el año 2000 en la Universidad de Arkansas. Tras concluir sus clases, un grupo de alumnos decidieron reunirse en la biblioteca «para estudiar». Fue una chica llamada Brenda, de 19 años, la que comienza a consultar al tablero con la primera pregunta: “¿a qué edad voy a morir?” y “¿de qué voy a morir?”.

En ese momento, el puntero comienza a moverse y marca el número 2 y después el número 6, era el 26. Tras ello fue formando una palabra, letra a letra deletreó “anorexia”; la chica rompió a llorar pues desde hacía más de un año padecía esa enfermedad.

Casualidad o no, siete años después, Brenda moría de un ataque cardiorrespiratorio provocado por la anorexia…

– El caso de la niña de Vallecas, sin ir más lejos, nos acerca a un supuesto sucedido en España. Armarios que se cerraban de forma repentina, estruendos o un Cristo separado inexplicablemente de su cruz, fueron algunos de los sucesos paranormales que la Policía Nacional, asombrada ante las evidencias, incluyó en un informe durante su visita, en noviembre de 1992, a la casa de Estefanía, la niña de Vallecas poseída que entró en coma y murió después de jugar a la Ouija, sin que los médicos pudieran encontrar una explicación científica.

Ésta había practicado la Ouija en el Instituto en un par de ocasiones; en una de esas veces, se dice que una profesora las descubrió, y al hacerlo, vio cómo el vaso de vidrio que estaban usando se rompió y un ‘humo negro’ se metió por la nariz de la joven.

Estefanía aseguraba que sentía la presencia de varias personas dentro de ella.

-Mucha gente ha visto el clásico del cine ‘El exorcista’, pero pocos saben que está basado en un caso real del año 1949… ¿Lo sabíais?

-En Valencia (España), entorno al año 2007, un diario publicó que unos cinco chicos se reunieron en una casa abandonada con la finalidad de practicar sesiones espiritistas por medio de una tabla Ouija. Prepararon un altar y comenzaron con el juego de la mano de uno de los chicos que oficiaba de “portavoz” en el juego.

La primera pregunta que realizo fue: “si la presencia de alguno de nosotros te molesta, dinos quien es y se marchará”; enseguida el puntero de la tabla marco tres nombres, quienes decidieron marcharse enseguida de la sesión.

Después de haber caminado unos metros de la casa, los chicos sintieron un ruido realmente estruendoso y cuando se giraron para ver qué había pasado, vieron como la casa abandonada se derrumbaba sobre los dos chicos que se habían quedado «jugando» con la ouija…

– En Arkansas, USA (año 95), tuvo lugar el caso de Denis y David, dos chicos satanistas de 20 años que utilizaban la ouija para comunicarse con quien ellos llamaban su “amo”. La noche del 22 de Diciembre de 1995, David persuadió a dos compañeros suyos de la escuela para que fueran a su casa para jugar, pero cuando entraron en la habitación, descubrieron un altar iluminado con velas y cubierto con una paño negro en donde se encontraba situada una tabla de Ouija.

Los dos chicos aceptaron participar en la sesión, y así fue como los cuatros comenzaron con las preguntas. El primero en preguntar fue David, que al percibir una presencia dijo “si eres Satanás dime que quieres y lo hago”. Frente a esto, los dos chicos invitados se sintieron incómodos y decidieron dejar de participar.

Justo en el momento en que se estaban yendo, Dennis sacó una navaja y tomó a uno de los chicos por el cuello, diciéndole que nadie se iría a ningún lugar hasta que la voluntad de su amo fuera cumplida. En ese mismo momento, comenzó a apuñalar al chico. El otro chico logró escapar durante el ataque e informo a la Policía de lo sucedido.

Supongo que tod@s conocéis algún que otro caso o alguna otra historia sobre la Ouija que os ha impactado.

Quizá otros de vosotros, vivís con la incertidumbre, de si aquella especie de práctica de ‘Ouija’ que intentásteis en vuestro colegio cuando érais pequeños, ha tenido o no algún efecto en vuestras vidas. Sé que muchos vivís con esa incertidumbre.

No obstante, lo que os aclaro rotundamente, es que hay otras formas no dañinas de contactar con nuestros seres queridos (y no con entidades desconocidas del más allá, como posibilita la Ouija).

Cualquier comentario que tengáis al respecto, será bienvenido.

Gatos: propiedades espirituales Guías de luz, seres espirituales y totems La clariaudiencia: el poder de oir a los espíritus
View Comments
There are currently no comments.