Cómo contactar con nuestros seres queridos y la telepatía

 

Aunque no está exenta de dificultad, es posible la comunicación con nuestros seres queridos.

                            Por el tipo de conexión que es, existen distintas formas de recibir señales de ellos.

Podemos recibir sus mensajes a través del sueño. Pero también, en determinados estados de concentración a los que en ocasiones, quienes estamos dedicados a estos menesteres, accedemos para recibir la respuesta de diversas mancias.

Así, es verdad que ellos también quieren enviar señales; pero les cuesta mucho por el tipo de estado en el que ahora se encuentran (ya no son materia).

Por eso, casi siempre sus comunicaciones tienen que ver con manifestaciones que implican hacer movimientos de un plano a otro, y que pueden significar algún cambio en el apagado o encendido de luces. También pueden emitir señales de tipo eléctrico. 

Esto último sucede, debido a la carga que ellos mismos generan al entrar en otro plano energético que ya no es el suyo propio. De manera que, esta acción supone romper barreras muy grandes. Por lo que la mejor forma de mantener comunicación con ellos, siempre que es posible, es esa otra anterior.

En ningún caso, pensar en estas formas de contacto debe significar que se trate de mantener una comunicación tal y como si se descolgara un teléfono para hablar con el más allá. Al contrario, se trata de un gesto limitado, y en todo caso, muy medido. Estas cuestiones merecen siempre un gran respeto.

 

La telepatía: prácticas

En este otro apartado, aunque se trate de un concepto distinto, quería hablaros de esta técnica.

La telepatía se da con mayor probabilidad en mujeres y en personas que han atravesado periodos emocionales intensos, ya sea muertes cercanas, o ansiedad causada por múltiples causas.

Esta capacidad parece aumentar entre ancianos, conforme avanza la edad, y se van perdiendo los cinco sentidos físicos.

Los animales poseen esta capacidad de forma innata.

 

Prácticas de telepatía:

1º.- Hay que relajar el cuerpo.

2º.- Aclararemos la mente imaginando un mar en calma, a la par que nos seguimos relajando.

3º.- Nos diremos a nosotros mismos que nos estamos relajando y que nuestra mente se libera de pensamientos activos.

4º.- Respiraremos lentamente a la par que visualizamos cada parte de nuestro cuerpo, incitándole a relajarse.

5º.- Para el envío telepático imaginaremos un medio en el cual va a ser transportado el mensaje mental. Podría tratarse de cualquier objeto válido al efecto: un globo transparente, una bolsa, una alfombra mágica, una cajita voladora. Concentraremos todo nuestro poder mental en el mensaje y las imágenes relacionadas con el mismo.

6º.-Soltaremos el mensaje telepático y lo dejaremos ir hacia la persona o animal imaginados. Tanto quien envía el mensaje como quien lo recibe ha de estar con la mente pasiva.

 

Y vosotr@s, ¿habéis conseguido ya resultado en la comunicación telepática?

 

La Esmeralda: sueños cumplidos Halloween: 31 de octubre Quiromancia
AllEscort