Lunaciones: guía astrológica

 

 

 

¿Para qué sirve cada lunación?

 

A continuación voy a revelaros los secretos que se esconden detrás de la energía de cada fase lunar.

Puedes tomar este apartado como una guía astrológica, para conducirte en los momentos más importantes para ti.

 

Y sé que muchos de vosotros os planteáis qué conviene hacer y qué no, durante cada una de sus fases. A continuación os lo iré relatando.

 

 

Todos los meses, aproximadamente cada 29,5 días ocurre una lunación. La generación se vincula al ciclo creciente y el decaimiento, al decreciente.

 

Así, los primeros 14 días en los  que la Luna crece, son ideales para comenzar actividades en las que se necesite hacer crecer, fomentar, agrandar, producir. Y, la segunda mitad del ciclo lunar (a partir de la Luna llena), será adecuada para hacer cosas en las que se necesite menguar, reducir, cortar o terminar.

 

La Luna Nueva representa en el ciclo el punto de mayor interioridad. No es el mejor momento para organizar una fiesta o una reunión social.

 

La Luna Llena, en cambio, es el de mayor expansión. Y sí será el momento más propicio para eso anterior.

 

Así, el momento ideal para esforzarse es después de la Luna Nueva y antes de la Luna Llena, (durante el segundo cuarto lunar). Y si lo hacemos después dela Luna Llena, van a ser mucho más infructuoso.

 

 

De modo que, si habéis llegado hasta este punto del artículo, imagino que estáis queriendo saber, resumidamente, cuáles son esas pautas para conduciros mejor en vuestro día a día (¡también para hacer negocios, firmar contratos llegar a acuerdos o pactos!) en función de la fase lunar que haya:

 

1. Por la posición que ocupa el Sol, es mejor llevarlos a cabo entre las 10.30 y las 12.30 horas de la mañana.

 

2. Entre Luna Nueva y  Luna Llena: ideal para iniciar nuevos proyectos y arreglar los que están en marcha.

 

3. Luna Llena: ideal para las ventas, acuerdos, pactos, planes, la reorganización, conferencias, videoconferencias, meetings, fiestas y reuniones sociales o encuentros amorosos o de otro tipo. Así que ya sabéis cuál es vuestra fase ideal para tener una cita amorosa (¡y también profesional!)

 

4. Luna Nueva: hasta transcurridos un par de días desde el inicio de esta fase lunar, no conviene hacer ningún movimiento importante.

 

5. Luna Creciente: podéis firmar contratos, registrar empresas, inscribir sociedades, inaugurar negocios, eventos, realizar inversiones, abrir cuentas… Y si son de dinero, es posible que vuestros ingresos prosperen favorablemente.

 

6. Luna Menguante: idónea para cobrar deudas o acabar con sociedades o negocios.

 

¡Así que no olvidéis tener a mano vuestro calendario lunar mensual! Ya que estoy segura de que, al igual que a los antiguos romanos y agricultores, os será de gran ayuda.

 

 

 

About the Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these